¿Quién teme al libro feroz?

“A Olmo le encantaban los cuentos. No importaba que no supiese leer muy bien, sabía un montón de cosas mirando los dibujos”… Sí, este es un libro para y sobre los niños que se lo pasan bomba leyendo, niños que crecen con libros a su alcance, que cambian de gustos, y que también van cambiando su manera de tratar los libros. Niños (y padres) que, al igual que pasaba con “Cuidado con los cuentos de lobos”,  se saben muchos de los “cuentos de toda la vida”. Esos niños, niñas, padres y madres lo leerán de un tirón, con una sonrisa cada vez más grande, sorprendidos, identificados, e incluso deseosos de estar en el pellejo de Olmo. Y es que… ¿qué harías tú si con tus dibujos, recortes o pegatinas pudieses cambiar el curso de esa historia que tanto te gustó leer? ¿querrías incluso meterte dentro?

“¿Quién teme al libro feroz?” es el segundo libro de Lauren Child sobre Olmo y en él nos reencontramos con algunos personajes del primero “Cuidado con los cuentos de lobos”: el lobito feroz, la oruguita y el hada madrina. Ambos son deliciosos, el primero ganó algún premio, este segundo no, sin embargo, y sin que sirva de precedente, nosotras nos quedamos con éste. Nos encantan sus “malas”: la madrastra de cenicienta, la enfadada y estirada reina, y la egocéntrica y desagradable señorita Rizos de Oro. Nos parece que es una de las mejores expresiones del estilo de Lauren Child, quien con sus collages, recortes, juegos de letras y otras sorpresas consigue hacernos creer que en realidad estamos leyendo el mismísimo libro de Olmo. Y donde otros ven moraleja “si no cuidas muy bien tus libros, estos pueden convertirse en la peor de tus pesadillas”, nosotros vemos la posibilidad abierta de interactuar con ellos.

El original en inglés “Who’s afraid of the big bad book?” se editó por primera vez en 2002, y sigue a la venta la edición de 2012 por Hachette Children’s Books. Nos gusta mucho también la traducción al castellano de Miguel Ángel Mendo Valiente que editó RBA-Serres en 2005, pero ese libro está agotado. Sin embargo, si os encantan los libros con desplegables (como a Lola, Tolola en la traducción al castellano, otro personaje mucho más conocido de Lauren Child) estáis de suerte, todavía podéis haceros con la versión inglesa de Hachette Children’s Books (2008) o la española de Serres (2009) que lleva por título “Quién teme al CUENTO feroz”. Como decíamos en el caso de “Cuidado con los cuentos de lobos” estas versiones ganan una tercera dimensión pero el texto pierde…

Para educadores, y aquellos interesados en la reflexión teórica sobre la construcción de narrativas y los libros ilustrados, en el blog “La coleccionista” tenéis una reseña antropológica del libro.

Este libro lo escogió Cia:

Todavía recuerdo la emoción de reencontrarme inesperadamente con Olmo en una librería-papelería del barrio la primavera de 2006. En aquel tiempo no estaba yo para muchos libros. Desde entonces lo he regalado muchas veces, y creo que estas navidades lo regalaré de nuevo…

Anuncios

Un comentario en “¿Quién teme al libro feroz?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s